Pago sin contacto

Gracias a la tecnología inalámbrica de comunicación de campo cercano (NFC, por sus siglas en inglés), es posible establecer una comunicación de corto alcance entre dispositivos compatibles. Dicha tecnología es la base del pago sin contacto, mediante el cual podrás realizar pagos sin necesidad de introducir la tarjeta en el datáfono. Al permitir únicamente una comunicación de corto alcance, la tecnología NFC garantiza que las transacciones sin contacto sean igual de seguras que las transacciones estándar.
Introduce la tarjeta en el datafono para realizar un pago y utiliza tu PIN para completarlo. De esta manera, garantizamos que el titular de la tarjeta sea el único que pueda activar la función de pago sin contacto.
Hasta 4 cm del datafono.
Una distancia así de corta garantiza la seguridad del intercambio de datos durante el pago sin contacto.
Hasta 20 euros: pago sin firma ni PIN personal (código de cuatro dígitos).
Más de 20 euros: será necesario introducir la firma o el PIN.
Mediante una señal acústica y visual.
A continuación, se imprimirá el recibo.
El importe máximo que se puede pagar sin incluir la firma ni el PIN es de 20 euros. Tras realizar cinco pagos sin firma ni PIN, deberás introducir la tarjeta en el datáfono; por consiguiente, para el sexto pago deberás utilizar el PIN o la firma.
Al igual, puedes volver a activar la función de pago sin contacto al realizar cualquier pago con tarjeta estándar (mediante firma o PIN) en un establecimiento o al retirar efectivo en un cajero automático tras introducir la tarjeta.
No. No hay riesgo de que se realicen múltiples pagos, ya que la tarjeta se desconectará automáticamente del datáfono cuando el pago sin contacto se haya validado. Para realizar otro pago sin contacto, el vendedor deberá introducir un nuevo importe en el datáfono.
No. Para que una transacción se procese, la cantidad debe introducirse y validarse en el datáfono, y la tarjeta debe encontrarse a una distancia máxima de 4 centímetros del lector. Por lo tanto, no se realizará ningún pago accidental solo por pasar cerca de un datáfono.
Tal y como se ha indicado anteriormente, existen varias medidas de seguridad vigentes para la función de pago sin contacto de la tarjeta de crédito que garantizan que este tipo de transacciones son tan seguras como los pagos estándar.

No obstante, al igual que en cualquier otro caso, si has perdido o te han robado la tarjeta, ponte en contacto de inmediato con el centro de asistencia telefónica a través del 900 827 555 para bloquearla. Si eres víctima de una estafa relacionada con el uso de tu tarjeta, las transacciones fraudulentas estarán cubiertas por las garantías de la tarjeta.

Para desactivar esta función, puedes ponerte en contacto en cualquier momento con el centro de asistencia telefónica a través del número 900 827 555.